Joven trabajadora, madre, esposa, la cual fue ejecutada por un delincuente de 16 años.

Frente al hecho en las redes sociales se manifestaron sobre esta situación, y así alguno lo expresaba de esta manera:

«Ella era Carina Suárez, una joven trabajadora, madre, esposa, la cual fue ejecutada por un delincuente de 16 años. En unos días será otro número para la estadística del Ministerio del interior, pero atrás habrá quedado una familia destrozada a manos de estas lacras que no tienen ningún tipo de sentimiento hacia la vida. Mientras tanto siguen las campañas políticas con grandes propuestas hacia la mejor calidad de vida, pero a esta altura ya no pensamos en la calidad, pensamos en las vidas, en todas esas víctimas que siguen engrosando las estadísticas, números fríos que nada van a decir de la profunda tristeza que queda en cada una de las familias, que ya no podrán estar más junto a sus seres queridos. Estas líneas no pretenden ser nada más que una simple reflexión, y a la vez una mano extendida a todas esas personas que pasaron por la tragedia de sufrir la pérdida de un ser querido a manos de lacras que nada tienen para perder, porque ni su propia vida quieren.» Fuente H. S. C. A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *