OPINION EN LAS REDES, CASO BERGOLIO

Según ex corresponsal en Vaticano, la mujer oriental agredida por Bergoglio padece cáncer. Pidió ir a verlo antes de su tratamiento. Esperó 5 horas y el papa se retiraba sin aviso. En un intento de rogarle por su salud, es que pasa lo que todos vimos. Se ve la cara de consternación con que queda la mujer luego de la reprimenda. Incluso el custodio que estaba viendo todo, se acercó y le tendió la mano, ya a espaldas del furibundo papa. Los custodios no actuaron mal, él estaba saludando, del otro lado de la valla sólo había feligreses que lo esperaron por horas. La mujer lo tironea por la desesperación al ver que se iba sin saludarla. La cara que pone el hombre es de odio, bronca porque lo tironea, no miedo pensando que pudo ser un atentado. La mujer no se midió, pero él MENOS.

Fuente A M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *